Los que nos seguís desde hace tiempo ya sabéis que cuando viajamos siempre nos gusta hacer experiencias que nos sumerjan en la vida local para de ese modo poder conocer mejor esta cultura. Nuestra escapada a Marrakech no ha sido menos y en ella también hemos realizado una actividad de este tipo, en concreto un curso de cocina marroquí para tratar de aprender algunos los secretos de esta gastronomía tan sabrosamente especiada.

Mercado especias Marruecos

Después de buscar en la red las múltiples opciones disponibles nos decidimos por una pequeña empresa local la cual tenía muy buenas opiniones. La descripción de su experiencia de 4 horas (10:00h a 14:00h) nos dio muy buena espina, por lo que no dudamos ya que nos pareció de lo más auténtica e inmersiva. Te contamos en las siguientes líneas cómo fue nuestra primera experiencia culinaria con la gastronomía marroquí.

Comprar en un mercado de Marrakech

Tras vernos con Hassan (así se llamaba nuestro guía/cocinero) en el punto de encuentro a las 10:00h, nos dirigimos a un mercado local para comprar algunos de los productos que luego íbamos a utilizar para realizar el curso. Como dijimos antes, ésta era una de las cosas que más nos sedujo al leer la descripción de la experiencia, ya que con Hassan pudimos adentrarnos en la vida local de la ciudad, algo que nos encantó.

Mercado en Marrakech

Poder ver los diferentes puestos de frutas y verduras, especias, carne, pescado, etc. y como los lugareños hacían su compra diaria nos retrajo a tiempos pasados, cuando aún no existían las grandes superficies alimentarias y la compra se hacía casi diariamente al peso. Además, el hecho de poder interactuar con los propios vendedores y oír sus consejos sobre cuáles eran los mejores productos para comprar también resultó ser una experiencia de lo más interesante.

La ceremonia del té en Marruecos

En Marruecos, toda reunión, evento o celebración no se concibe sin una taza de té a la menta como acompañante principal del mismo. Símbolo de hospitalidad, su historia se remonta al siglo XIX cuando el té llegó al país introducido por los británicos quienes buscaban nuevos mercados para este producto cultivado en su colonia de la India.

Así que nada más llegar al centro donde íbamos a cocinar, pudimos realizar este ritual previo a lo que íbamos a hacer después. Un ritual sencillo pero que cuenta con varios pasos ya que hay que «lavar» primero el con un poco de agua hirviendo en la tetera y desechando el primer líquido. Después ya se le puede añadir más agua y las hojas de menta junto al azúcar, el encargado de endulzar la bebida la cual después de esto ya está lista para tomar.

Té a la Menta

Realizar el curso de cocina marroquí paso a paso

Una vez tomado el té comenzamos a preparar los diferentes platos. Cabe decir que normalmente en este tipo de cursos hay que escoger un plato (como mucho dos) que es el que se cocina después. En cambio, en nuestra experiencia tuvimos la posibilidad de hacer 4 platos, los cuales además son diferentes dependiendo de la época o del tipo de productos de temporada.

Los platos que hicimos fueron taktouka (ensalada caliente marroquí), pollo al limón, tajine de verduras y kefta (albóndigas típicas marroquís), sin duda alguna, algunos de los más conocidos de la gastronomía marroquí. En todo momento recibimos las indicaciones de Hassan para hacer nosotros mismos la comida. Al fin y al cabo estábamos en un curso de cocina por lo que el objetivo era éste mismo, el de realizarlo nosotros mismos.

Tajine de verduras

Nos lo pasamos muy bien preparando la comida, la cual sin ser demasiado complicada de hacer, SÍ que hay que reconocer que lleva su proceso al incorporar todo tipo de especias para aderezar los diferentes productos.

Degustar la gastronomía marroquí

Por último solo quedaba lo mejor, probar los diferentes platos que habíamos estado haciendo durante unas dos horas antes. En este caso solo podemos decir que todo, absolutamente todo estaba DELICIOSO, por lo que si además de realizarlo nosotros, estaba así de rico pues la satisfacción ha sido doble. 

De este modo finalizaba esta experiencia la cual nos sirvió para acercarnos un poco más a la gastronomía de Marruecos. Además el hecho de hacerlo con una pequeña empresa nos permitió contribuir al desarrollo de la economía local, algo que siempre intentamos hacer en nuestros viajes.

En el siguiente enlace podéis ver el reel que compartimos en nuestras redes sociales.

https://www.instagram.com/reel/CuzQtlxgE-X/?utm_source=ig_web_copy_link&igshid=MzRlODBiNWFlZA==

Si os interesa hacer esta actividad con la misma empresa, en la línea de abajo os dejamos su contacto. 

WEB: www.kechcook.com / INSTAGRAM: @cookinmarrakech

PD: Esta recomendación no se trata de ninguna colaboración y está basada en nuestra propia experiencia.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros post que podrían interesarte...